anterior autor siguiente

        NO YO

No yo besaré tu boca.
No yo miraré tus ojos.
El extraño que soy dentro de mí apenas se detendrá
a tu lado, después de haberte perdido muchas veces
en los laberintos carnales de otros cuerpos.
Siete millones de murciélagos chocarán contra la luz
sólo por tener la gracia de verte en el tramonte.
Mas cuando el amor acabe
nadie guardará memoria de esa gracia,
ni de los murciélagos ni del tramonte.
Nuestros cuerpos, huérfanos de dioses,
como rayos atravesando lluvias,
también se habrán desvanecido.
Entonces, puedes estar segura, nadie,
ni siquiera el amante que formamos juntos,
saldrá a buscarnos en la ciudad promiscua.
Nadie lamentará nada,
ni las nadas que fuimos.
Nadie.
No yo.

autógrafo

Homero Aridjis


subir volver Diario de sueños   (2001)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio