anterior autor siguiente

  SOY UN INDOCUMENTADO DE LA ETERNIDAD

Soy un indocumentado de la eternidad,
un ilegal que cruza las fronteras del sueño.

El pasaporte de la existencia ha caducado
y sin papeles mis huesos valen nada.

Viajo de noche hacinado en un camión sin luces
y duermo en las trastiendas de la ley.

El sueño americano se ha convertido
en el infierno del exilio de mí mismo;

en las esquinas acecha la migra con sus redes
para atraparme como a un extraterrestre.

«Ha salido de las sombras», me señalan,
cuando emerjo de los retretes del trabajo.

No importa. Como un mojado celebro
el paso del viento en los altares del desierto

y contemplo el infinito en el lugar
donde estaban las torres gemelas.

Nueva York, lunes 1 de mayo de 2006, durante la marcha multitudinaria de ilegales

autógrafo

Homero Aridjis


subir volver Diario de sueños   (2001)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio