anterior autor siguiente

        LA COLEGIALA

Los domingos salía del colegio,
Después de misa, parlanchina y bella,
Y bajo el brazo, un libro: el «Florilegio»
                          De mis versos a ella.

Su hermanita mayor iba a su lado,
Pero trazas se daba en cada esquina
De volver a mirar.   Yo, emocionado,
                          Y ella, siempre divina.

Y yo pensaba, oyendo rumorosas
Risas en el jardín: «¡Ave quién fuera!»
Mi corazón, para ofrecerle rosas,
                          Era una primavera.

¡Primeros versos!  ¡Cantos de quince años!
¡Alegría, ilusión, placer y calma!
Hoy la lucha, el recuerdo y desengaños...
                          ¡Y el dolor en el alma!



Ismael Enrique Arciniegas


subir volver Antología poética. Acuarelas   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio