anterior autor siguiente

        EL BAJO MAGDALENA

                VI

          EL REPROCHE

Entre los temblorosos cocoteros
Sollozaba la brisa; y en la rada,
Del ocaso los rayos postrimeros
Eran como una inmensa llamarada.

                  Al oír mi reproche
Se apagaron en llanto sus sonrojos,
Y fue cual pincelada de la noche
El cerco de violetas de sus ojos.

                  Y al confesar su culpa,
Su voz era sollozo de agonía,
Y la blancura de su tez fingía
Del coco tropical la nívea pulpa.



Ismael Enrique Arciniegas


subir volver Antología poética. Cromos   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio