anterior autor siguiente

        MAÑANA DE PROVINCIA

Los pericos despiertan con ruidosa alharaca
                                  La casita rural,
Y al ternero hace tiempo lamiendo está la vaca
Al través de la cerca de guaduas del corral.

Llora el niño en su hamaca,
Mientras busca la madre diligente un pañal,
Y dice «¡Buenos días!» muy contento en su estaca
                                  El lorito real.

Poco a poco la aurora,
Cual bendición de Dios, los altos cerros
Y el hondo valle dora;

Lejos, en la montaña, se borran las neblinas,
Y en el patio hay pelea de gatos y de perros
Entre un gran alboroto de pavos y gallinas.



Ismael Enrique Arciniegas


subir volver Antología poética. El sol en los caminos   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio