anterior autor siguiente

        EL CABRITO MÁS BLANCO...

El cabrito más blanco y el más bello
Trajo, alegre y feliz, de la alquería,
Y una cintita azul le puso al cuello:
Con él en todas partes se veía.

Vagaba en el salón y junto al piano,
Y separarla de él, empresa vana.
De comer siempre dábale en la mano;
Hoy, cinta azul, de otro color mañana.

.........................................................................

Ya más no juega. Pálida, en su lecho...
Fulgor extraño en sus pupilas arde;
Las manos llevan con angustia al pecho...
Y para siempre se durmió una tarde.

Triste la casa está. ¡Luz que se apaga,
Noche que enluta celestial aurora!...
Y balando el cabrito inquieto vaga,
Y parece, buscándola, que llora.



Ismael Enrique Arciniegas


subir volver Antología poética. La siega de la muerte   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio