anterior autor siguiente

      LA CASA TRISTE

Las flores cada mañana
Al patio a regar salía.
De codos en la ventana
Yo extasiado la veía.

Geranios, claveles rojos.
Y en el rosal cada rosa,
Parecían tener ojos
Para verla tan hermosa.

Cuando yo a casa volvía,
Después del trabajo diario,
Alegre me sonreía
Mientras cantaba el canario.

¡Oh la vida sin fortuna!
Triste y desierto el hogar...
¡Y va saliendo la luna
Tan solo a verme llorar!



Ismael Enrique Arciniegas


subir volver Antología poética. Las canciones   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio