anterior autor siguiente

        LA LEY DE BOCHICA

A Antonio José Restrepo

Bochica y después Nompanim, dicta-
ron leyes a los chibchas. Al ladrón,
por ejemplo, debía hacérsele por fuer-
za mirar la cara del Zipa. Después
de ese castigo quedaba privado de su
honra el delincuente.


FRAY PEDRO SIMÓN
«Noticias Historiales»

Del castigo acercábase el instante.
Entre la niebla gris de la Sabana,
La tribu, a Teusaquillo, en caravana
Llegaba, la amargura en el semblante.

Tisquesusa surgió, todo radiante
De oro, como fúlgida mañana:
En la diestra, su cetro de macana,
Y en los ojos, mirada fulgurante.

Vendado entró el ladrón. Baja la frente;
Los Usaques, en fila, al delincuente
Lanzaban al pasar viles apodos.

¡Iba a cumplirse ya la ley tremenda!
Y al quitarle de súbito la venda
Dijo el ladrón: «¡Un indio como todos!»



Ismael Enrique Arciniegas


subir volver Antología poética. Romancero de la conquista y la colonia   siguiente anterior
La gesta heroica
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio