anterior autor siguiente

        TRADUCCIÓN DE JOSÉ-MARIA DE HEREDIA

        LOS PASTORES

Ven, la senda se pierde por el Cileno, encanto
del risueño paisaje. Mira el antro y la fuente.
Allí en dormir él goza, en aromado ambiente,
a la sombra del pino donde su aliento es canto.

La oveja de ubre llena ata a ese tronco en tan
Antes de un mes darale, con su cría inocente,
a su sed, leche fresca, queso que lo alimente,
y le hilaran las Ninfas su luna para un manto.

¡Oh Pan! Senos propicio; siempre apártanos daños,
de los montes de Arcadia guardián de los rebaños.
Te invoco..., me oye. El árbol tiembla y rumor exhala.

¡Partamos! El sol se hunde tras la radiante altura.
Siempre a un altar de mármol el don del pobre iguala,
si la ofrenda a los Dioses sube de un alma pura.



Ismael Enrique Arciniegas


subir volver Traducciones de José-Maria de Heredia   siguiente anterior
de Les Trophées. La Grèce et la Sicile. Épigrammes et Bucoliques
francés Version originale française de José-Maria de Heredia
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio