anterior autor siguiente

        TRADUCCIÓN DE JOSÉ-MARIA DE HEREDIA

        A UN FUNDADOR DE CIUDAD

Un Ofir imposible de perseguir cansado,
De ese golfo risueño fundaste en la ribera,
Donde plantó tu mano la española bandera,
Una Cartago nueva en país ignorado.

Quisiste que tu nombre quedara cimentado
Sobre el suelo en que alzaste tu ciudad,
y que fuera eternamente gloria de tu raza guerrera,
¡Mas tu anhelo escribiste sobre arena, oh soldado!

Cartagena abrasada bajo ardiente azul puro,
Ve sus grises palacios derrumbarse y su muro,
En el mar que la costa cavando se dilata;

Y hoy, Fundador, tan sólo brilla en tu alta cimera,
Heráldico, testigo de tu ideal quimera,
Bajo una palma de oro, blanca ciudad de plata.



Ismael Enrique Arciniegas


subir volver Traducciones de José-Maria de Heredia   siguiente anterior
de Les Trophées. Le Moyen-Âge et la Renaissance. Les Conquérants
francés Version originale française de José-Maria de Heredia
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio