anterior autor siguiente

        TRADUCCIÓN DE ALBERT SAMAIN

        RECUERDO

Su veste era de tul con albas rosas,
y eran sus labios como rosas pálidas,
y eran sus labios Fríos,
Eran fríos y azules como el agua
que sueña en el silencio de los bosques.

El mar Tirreno, con cadencias lánguidas,
Arrullaba su vida,
que se esparcía en pétalos al aura.

Moría dulcemente,
Los blancos pies en cruz... Cuando cantaba
El cristal de su voz sangrar hacía
El corazón, al evocar la patria.

Un férreo brazalete, con su nombre.
Que era blancura y suavidad, llevaba
Siempre en el grácil puño, y parecía
La argolla del destierro en dura playa.

Moría en un perfume de heliotropo,
Fijos los ojos en las velas blancas
Que se alejaban lentamente, sobre
El agua azul de la dormida rada.

Moría en el otoño... con las hojas...
y era como una música lejana,
Como doliente música
Que en armonías trémulas se apaga.



Ismael Enrique Arciniegas


subir volver Traducciones poéticas (1925)   siguiente anterior
francés Version originale française de Albert Samain
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio