Grandes, más que elefantes y que abadas,
Títulos liberales como rocas,
Gentiles hombres, sólo de sus bocas,
Illustri cavaglier, llaves doradas;

Hábitos, capas digo remendadas,
Damas de haz y envés, viudas sin tocas,
Carrozas de ocho bestias, y aun son pocas
Con las que tiran y que son tiradas;

Catarriberas, ánimas en pena,
Con Bártulos y Abades la milicia,
Y los derechos con espada y daga;

Casas y pechos todo a la malicia;
Lodos con perejil y yerbabuena:
Esto es la Corte. ¡Buena pro le haga!

autógrafo

Luis de Góngora y Argote, 1588


subir volver Soneto   siguiente anterior
facsímil Facsímil Manuscrito Chacón (1628) Tomo I. Poema CXXIII.
facsímil Imágenes ampliadas en CervantesVirtual-Biblioteca Nacional
enlace CONFUSIÓN Y VICIOS DE LA CORTE. Diego de Torres y Villarroel
enlace Loca justicia, muchos alguaciles. Conde de Villamedia
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio