Gabriela Mistral (1889-1957)

Ramón López Velarde Alfonso Reyes autores inicio título y primer verso enlaces audio traducciones Foto biografía wikipedia poemas obras Dedicados a Gabriela Mistral aleatorio nuevo selección poemas buscar autores siglo XXI
MENÚ DE POEMAS por TÍTULO y primer verso

A la cara de mi hijo

AGUA

Al llegar la medianoche

Amado Nervo, suave perfil, labio sonriente

Amarás la belleza, que es la sombra de Dios sobre el Universo.

AMO AMOR

Amo las cosas que nunca tuve

Anda libre en el surco, bate el ala en el viento

APEGADO A MÍ

Árbol hermano, que clavado

ATARDECER

AUSENCIA

¡Ay! ¡Juguemos, hijo mío

Azul loco y verde loco

BALADA

BALADA DE MI NOMBRE

Booz miró a Ruth, y a los recolectadores

Cajita mía

CANCIÓN AMARGA

CANCIÓN DE PESCADORAS

Caperucita Roja visitará a la abuela

CARICIA

Como escuchase un llanto, me paré en el repecho

¿Cómo quedan, Señor, durmiendo los suicidas?

Como soy reina y fui mendiga, ahora

CON TAL QUE TE DUERMAS

COPLAS

CORDERITO

Corderito mío,

Corro de las niñas

COSAS

DAME LA MANO

Dame la mano y danzaremos;

DECÁLOGO DEL ARTISTA

Dejaron un pan en la mesa,

Del nicho helado en que los hombres te pusieron

DESOLACIÓN

DESPERTAR

DESVELADA

DEVUELTO

Doña Primavera

Dormimos, soñé la Tierra

DOS ÁNGELES

Duerme, duerme, dueño mío

Duérmete, mi niño

DULZURA

EL AMOR QUE CALLA

EL ÁNGEL GUARDIÁN

EL CORRO LUMINOSO

EL ENCUENTRO

EL ESPINO

El espino prende a una roca

EL ESTABLO

El mar sus millares de olas

EL NIÑO SOLO

El nombre mío que he perdido

EL PAPAGAYO

El papagayo verde y amarillo

Él pasó con otra;

EL PAVO REAL

Entre los gestos del mundo

Es la noche desamparo

Es verdad, no es un cuento

Esta agua medrosa y triste

Ésta que era una niña de cera

Este largo cansancio se hará mayor un día

Ha bajado la nieve, divina criatura

HALLAZGO

Hay países que yo recuerdo

HIMNO AL ÁRBOL

IN MEMORIAM

INTERROGACIONES

ÍNTIMA

La bruma espesa, eterna, para que olvide dónde

LA CAJITA DE OLINALÁ

LA CASA

LA CUENTA-MUNDO

LA FUGA

LA LLUVIA LENTA

LA MADRE TRISTE

La Maestra era pura. «Los suaves hortelanos», decía,

LA MAESTRA RURAL

LA MANCA

La mesa, hijo, está tendida

LA NOCHE

LA ORACIÓN DE LA MAESTRA

LA OTRA

LA PAJITA

LA RATA

La rosa colorada

LA TIERRA

LA TIERRA Y LA MUJER

Las montañas se deshacen,

Le he encontrado en el sendero

Los astros son ronda de niños

LOS QUE NO DANZAN

LOS SONETOS DE LA MUERTE

Madre, cuando sea grande

Madre, madre, tú me besas

Madre mía, en el sueño

Madrecita mía

Malas manos tomaron tu vida desde el día

MANITAS

Manitas de los niños

Me encontré a este niño

ME TUVISTE

MECIENDO

MIEDO

MIENTRAS BAJA LA NIEVE

Mientras tiene luz el mundo

Niñita de pescadores

Niño indio, si estás cansado

Niño pequeño, aparecido

No tengo sólo un Ángel

NOCHE

NOCTURNO

OBRERITO

Ojitos de las estrellas

Padre Nuestro, que estás en los cielos

País de la ausencia

PALABRAS SERENAS

PAN

PIECECITOS

Piececitos de niño

POEMA DEL HIJO

Por que duermas, hijo mío

PROMESA A LAS ESTRELLAS

PUERTAS

Que mi dedito lo cogió una almeja

Que sopló el viento y se llevó las nubes

RIQUEZA

RONDA DE LOS COLORES

RUTH

Ruth moabita a espigar va a las eras

Se va de ti mi cuerpo gota a gota

¡Señor! Tú que enseñaste, perdona que yo enseñe

Si tú me miras, yo me vuelvo hermosa

Si yo te odiara, mi odio te daría

Siento mi corazón en la dulzura

Tengo la dicha fiel

TODAS ÍBAMOS A SER REINAS

Todo adquiere en mi boca

TODO ES RONDA

TRES ÁRBOLES

Tres árboles caídos

Tú no oprimas mis manos.

¡Un hijo, un hijo, un hijo! Yo quise un hijo tuyo

Una en mí maté:

Una niña que es inválida

Una rata corrió a un venado

Velloncito de mi carne,

VERGÜENZA

VOLVERLO A VER

Y aquella noche el patriarca en la era

¿Y nunca, nunca más, ni en noches llenas

Ya en la mitad de mis días espigo

Yo no quiero que a mi niña

YO NO TENGO SOLEDAD