anterior autor siguiente

    A TÁNTALO

Castiga el cielo a Tántalo inhumano,
que en impia mesa su rigor provoca,
medir queriendo en competencia Ioca
saber divino con engaño humano.

Agua en las aguas busca, y con la mano
el árbol fugitivo casi toca;
huye el copioso Erídano a su boca
y en vez de fruta aprieta el aire vano.1

Tú, qu'espantado de su pena admiras
qu'el cercano manjar en largo ayuno
al gusto falte y a la vista sobre,2

¿Cómo de muchos Tántalos no miras
ejemplo igual? Y si codicias uno,
mira al avaro en sus riquezas pobre.

autógrafo

Juan de Arquijo


Algunas versiones lo intitulan «LA AVARICIA».

1 otra versión de este verso     «y en vez de fruta toca el aire vano»

2 otra versión de este verso     «al gusto falte y a la vida sobre»


subir volver Oasis (1943)   siguiente anterior
audio Voz: Adrián Eraldo - librivox.org

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio