anterior autor siguiente

      SONETO DEL CAMINANTE

No, no despiertes nunca para vivir tu sueño
porque el sueño es un viaje más allá del olvido.
Tu pie siempre es más firme después de haber caído.
Sólo es grande en la vida quien sabe ser pequeño.

El amor llega y pasa como un dolor risueño,
como una rama seca donde retoña un nido.
Sólo tiene algo suyo quien todo lo ha perdido.
Nadie es dueño de nada sin ser su propio dueño.

La vida será tuya si sabes que es ajena,
que es igual ser montaña que ser grano de arena,
y que a veces lo menos vale más que lo más;

y sabrás, finalmente, cansado caminante,
que el tiempo es un camino que crece hacia delante
mientras se va borrando, poco a poco, hacia atrás.

autógrafo

José Ángel Buesa


subir volver Oasis (1943)   siguiente anterior
enlace Versión Oasis
enlace Versión Del amor y el desamor
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio