anterior autor siguiente

  YO VI LA NOCHE ARDIENDO

Yo vi la noche ardiendo en su tamaño, 1
y yo crecía hacia la noche pura
en un afán secreto de estatura,
uniendo mi alegría con mi daño.

Y aquella realidad era un engaño,
en un sabor de ensueño y de aventura;
y abrí los ojos en la noche oscura,
y yo era yo, creciendo en un extraño. 2

Y yo era yo, pequeño en mi amargura,
muriendo en sombra bajo el cielo huraño
y cada vez más lejos de la altura.

Y odié mi realidad y amé mi engaño,
y entonces descendió la noche pura,
y sentí en mi estatura su tamaño.

autógrafo

José Ángel Buesa


1 Otras versiones traen «Yo la vi anoche ardiendo en su tamaño,»
2 Otras versiones «y yo era yo, naciendo en un extraño.»


subir volver Lamentaciones de Proteo (1947)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio