anterior autor siguiente

  MADRIGAL DE LA LLUVIA DE ABRIL

Ya no sé bien el sitio ni la hora,
ni por qué fuiste mía, ni por qué te perdí.
Sé que llovía como llueve ahora,
aunque ahora es más triste porque llueve sin ti.

Y sé que, de repente, cayeron dos diamantes
sobre tus zapaticos de charol...
Y era dulce aquel llanto de tus ojos radiantes,
como esos mediodías en que llueve con sol.

autógrafo

José Ángel Buesa


subir volver Nuevo Oasis (1949)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio