anterior autor siguiente

        RESTO DEL BOSQUE INMEMORIAL

Resto del bosque inmemorial; testigo
de mil y unicazos que la ciencia ignora,
roble imperial de bóveda sonora,
tiende en la plaza su ondulante abrigo.

En rumorosas pláticas consigo
Sus muertas hojarascas rememora:
¡cuánta fugaz generación canora
labró colonias en su techo amigo!

Pasaron esos nidos y esas aves;
vinieron otras aves y otros nidos
y otras hojas y cantigas suaves;

y en los gajos del céfiro mecidos,
vagar parecen con cadencias graves
ecos dolientes de los tiempos idos.

autógrafo

Julio Arboleda


subir volver Julio Arboleda   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio