anterior autor siguiente

    SONETO XXXV
  Solo i pensoso i più deserti campi..

Solo y penoso en páramos desiertos
mis pasos doy, cuidosos y cansados,
y entrambos ojos traigo levantados
a ver, no vea alguien mis desconciertos.

Mis tormentos así vienen tan ciertos,
y van mis sentimientos tan cargados,
que aun los campos me suelen ser pesados
porque todos no están secos y muertos.

Si oigo balar acaso algún ganado,
y la voz del pastor da en mis oídos,
allí se me revuelve mi cuidado.

Y quedan espantados mis sentidos,
cómo ha sido no haber desesperado
después de tantos llantos doloridos.

De la edición de Obras de Boscán y Garcilaso (portada)

Juan Boscán


subir volver Soneto   siguiente anterior
italiano Original Petrarca
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio