anterior autor siguiente

      EN DÓNDE HE DICHO ESTO

Un ceniciento amanecer casi ceniza
Tierno dibuja a mis huesos
Quebrándose en una luz medio muerta
En un silencio

Tantos temores quebrando los trigales
De los hombres   No hay más
Soy mi disgusto y mi castigo
Cuánto último principio de los días
En dónde he dicho esto
Ya no quiero que mi alma le siga los pasos
A mi cuerpo     Hay miedo por la felicidad     La paz
Soñando se aparece
Qué lentitud de prisa de las horas
Qué ajuste de hombres y animales
Qué interior de tinieblas en las manos
Y en la tierra el hombre
Huella sin pie reconocible
Ay     vuélvame semilla     Guárdeme entero
La parte que me ignoro
El mundo sí cabe en el olvido y no lo cree
Surcos     Manos altas llevando granos de promesas

Un ceniciento amanecer casi ceniza
Tierno dibuja a mis huesos
Quebrándose en una luz medio muerta
En un silencio
Mas otra luz resbala y quema y limpia
Y se estremece en el asombro
En su punta de lanza     Azor de historia
Nivel de niebla sobre el agua
Nube de voces y de llamas
Perenne altitud sobre los aires

Un bosque entre las calles del alba

autógrafo

Juan Bañuelos


subir volver Puertas del mundo   (1960)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio