anterior autor siguiente

  REDOBLE BAJO UNA CEIBA

              1

Padre anciano,
Obrero y gran señor,
Sesenta y nueve ramas se han secado
En tu arbolado corazón.
Padre, es claro.
Yo acecho tu bastión:
Me abro paso entre cedros y álamos
Cuando, de pronto, soy
la multitud hambrienta de una calle
Aherrojada en cilicios de terror.

Padre obrero,
Obrero y gran señor.

autógrafo

Juan Bañuelos


subir volver Escribo en las paredes   (1965)   siguiente anterior
Redoble bajo una ceiba
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio