anterior autor siguiente

        UNÁNIME

Esta garganta erguida como un árbol,
calcárea como el humo suspendido
en la memoria de los muertos,
canta las cosas por venir, esparce
la sedición de la esperanza,
y en el ariete de la imagen
la estación de la cólera es más seca
que un verano de sal.
Esta garganta erguida como un árbol
florece una canción de plaza pública,
una canción que vaga por las calles
y nos inunda y nos congrega y
                            es como el mar
hecho de tantas gotas,
y es como el eco en las montañas
que responde y responde a muchas voces,
y es como el sol
hecho de tantas manos que sostienen
el espejo de todos.

[1° de mayo en el mundo]

autógrafo

Juan Bañuelos


subir volver El espejo humeante   (1968)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio