anterior autor siguiente

        DESDE EL PINO MÁS ALTO

Eres el más bello habitante de la tierra.
No tengo para ti más que una cosa
y es esta esperanza de vivir.

Amor, amor, amor,
desafías al orbe y lo desgarras,
y yo estoy en acecho vigilando
que no se acabe tu belleza.
Tienes un nombre que todos ignoran,
mas cuando lo repito en la inocencia
me llenas de poder.

Porque vivo, de veras, bajo el aire
de las llamas, subo a la tierra
pequeño, desbocado,
y me despeño en tu mirada.
Amor, clamor,
eres la más alta hoja que sueña
y yo observo las sílabas que el tiempo
ha inscrito, engañado,
en tu corteza.

Por estas manos familiares,
por esa voz con que me niegas,
porque te llamas Tristeza-en-bello-rostro,
por el año que inventa juramentos,
porque el alba no muere en el olvido,
por la noche larguísima del polo,
por el mundo que se parece a ti,
muéstrate
y muéstrame que voy hacia la vida.

autógrafo

Juan Bañuelos


subir volver El espejo humeante   (1968)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio