anterior autor siguiente

        COITUS NON INTERRUPTUS

Al preguntarle Zeus y Hera a Tiresias
quién gozaba más en la cama si el hombre
o la mujer, el adivino respondió: «si las
partes del placer se cuentan como diez, corresponden
tres veces tres a ellas y una sola
a los hombres». Hera, entonces, furiosa,
lo cegó convirtiéndolo en mitad hombre y
mitad mujer.


Ovidio

no basta ser /
                              la música ahora fluye
                                                              de tu sexo
y sobre ti
                  ya no soy algo extraño
                                        sino tu propio pensamiento /
                                                          un abatido coñac
                                                        duerme en la mesa
tus pechos distanciados
por motivos mundiales
aplauden mi derrota inminente
                                                          tu virgo
                                                          lenidad
                                                          se emperra
                                                          me estran
                                                          gula
y en medio de las sábanas
tú pronuncias mi nombre
                      —arrojándolo lejos / como la última ropa
para sentirme más desnudo

autógrafo

Juan Bañuelos


subir volver Destino arbitrario   (1982)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio