anterior autor siguiente

        ESTELA DE LOS CONFINES

                        XI

            ESCOLOPENDRA

Niñez
De escolopendras y de iguanas
Cara de aljibe en los espasmos de la hoja frágil
Alameda estañosa de la infancia
Sin nube y sin dialecto

Niñez
De curaciones del espanto
Con la mano velluda de doña Salomé

Niñez
De mango ictérico y de trueno
Monocorde en la lluvia
Sol derretido
Y engrapado al agua
Mientras la blusa de la noche
Acordonada de luciérnagas
Luce en el cuerpo de la aurora

Niñez
De emociones sumarias
Y de anofeles fascinados con la sangre
Pantano tábido del dengue
Y más allá de la ribera
El juicio íntimo
De una vela emboscada por las sombras

Insurrección de la terciana
En las frentes de los pizcadores

Niñez
Donde hombres lástima
Empuñan su dolor con las flores que venden
Postración de los niños
En las acequias de las nanas

Niñez
Donde indios lástima
En marcha y ronda
Sitian el Palacio de Gobierno

Niñez que mira arder
Virutas de estupor en un tizón de ocote

Cuellos de flamboyanes temblorosos
En la tormenta

Sémola
Íntima

Natal
Niñez que ulula
Con aullidos más verdes
Que los helechos de la muerte— Estela de los confines

(Matumaczá, 1959)

autógrafo

Juan Bañuelos


subir volver Nómadas de la aurora boreal   siguiente anterior
Estela de los confines
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio