anterior autor siguiente

        PRINCIPIO DE UN POEMA SIN PALABRAS

¡Se unen en el espacio nuestras vidas
fugadas de sí mismas!
¡Tan leves nos sentimos
que el cochero del viento retarda su salida!
¡Mira sobre nosotros el recuerdo de un sueño,
y más allá la tenue respiración de un lirio;
mira cómo se escurren las pisadas del aire
por el perfume último de una rosa vacía!
¡Cómo acaban los ecos hacia atrás de sus voces!
¡Qué agilidad de pájaro mueve los horizontes
de pétalos volando!
¿Qué de ojos humanos buscándose
en la estrella?
¿Qué de sueños alados amándose en la sombra?
¿Qué de pies levantados tras una mariposa?
Este mundo es más suave que la Nada.
Y dicen que esto es Dios.
Entonces yo conozco a Dios.
Y lo conozco tanto que se me pierde dentro...

De aquí se ve el mar  con olas nadando hasta la orilla,
y se oye la carita de un niño que juega
con alcanzar su imagen;
pero se ve y se oye con sentidos muy breves de raíces
(como que parten de lo eterno y hacia lo eterno van).
Hasta el poema rueda ahora sin palabras
desde mi voz
hacia tu alma...

¡Y pensar que allá, abajo nos espera la forma!

autógrafo
Julia de Burgos


subir volver Canción de la verdad sencilla (1939)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio