anterior autor siguiente

        POEMA DE LA CITA ETERNA

Lo saben nuestras almas,
más allá de las islas y más allá del sol.
El trópico, en sandalias de luz, prestó las alas,
y tu sueño y mi sueño se encendieron.

Se hizo la cita al mar... tonada de mis islas,
y hubo duelo de lirios estirando colinas,
y hubo llanto de arroyos enloqueciendo brisas,
y hubo furia de estrellas desabriéndose heridas...
Tú, y mi voz de los riscos, combatían mi vida.

Se hizo al mar tu victoria, sobre palmas vencidas...

Fue paisaje en lo inmenso
una imagen de mar casi riachuelo,
de río regresando,
de vida, de tan honda, atomizándome.
Y se dio cita eterna la emoción.

El mar, el verdadero mar,
casi ya mío...
El mar, el mar extraño
en su recinto...
El mar
ya quiere ser el mar sobremarino...

autógrafo
Julia de Burgos


subir volver El mar y tú (1954)   siguiente anterior
Velas sobre el pecho del mar
Voz: Leonelli Marcela Voz: Leonelli Marcela

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio