anterior autor siguiente

    OCTAVA
    A MELÉNDEZ

Cuando Laso murió, las nueve hermanas
lloraron con tristísimo gemido:
destemplaron sus liras soberanas,
que sólo daban fúnebre sonido:
Gimieron más las musas castellanas,
temiéndose entregadas al olvido.
Mas Febo dijo: «Aliéntese el Parnaso.
Meléndez nacerá, si murió Laso».

autógrafo
Dalmiro. José Cadalso


Las palabras en azul son las divergencias entre los manuscritos 3.804 y 12.963 de la BNE.


subir volver Octava (Ms. 3.804 BNE)   siguiente anterior
facsímil Poesías inéditas de Cadahalso. Ms. 3.804. Biblioteca Nacional
enlace Versión manuscrito 12.963
facsímil Poesías. Con una carta de Cadalso a Nicolás Fernández de Moratín. Ms. 12.963. Biblioteca Nacional
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio

Versión de Luis Salas a partir de la reproducción digital de la Biblioteca Virtual Cervantes del manuscrito 3.804 (Poesías inéditas de Cadahalso) de la Biblioteca Nacional de España (Madrid).