anterior autor siguiente

        VÍSPERA DE LA DEPRESIÓN

Contra mí está la noche, están
las hostiles sentencias
de la noche, su cerrazón,
su lamedal, sus extramuros
de alcohol y de incuria
y de calambre.
                        Entré en la luz
como en un túnel, recorrí
las viscosas lucernas, el declive
más lívido del sexo, la neblina
tenaz de la obsidiana,
                                      hasta caer,
caer
        encima del gran vértigo
tentacular donde nunca amanece.

Porque logré sobrevivir lo escribo.

autógrafo

José Manuel Caballero Bonald


subir volver Descrédito del héroe (1977)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio