anterior autor siguiente

        DE REPENTE, LA MÚSICA

De repente, la música.
                                  Fulgor
inmemorial, emerge de lo absorto
y se estaciona
en estas anhelantes adyacencias
del silencio.
                En derredor la luz
ocupa los audibles tonos fértiles
de un inmanente gozo sin segundo
y el veredicto de la plenitud
se filtra entre la furia voluptuosa
del saxo.
              El mundo cabe en esa súbita
constancia musical de haber vivido.

autógrafo

José Manuel Caballero Bonald


subir volver Manual de infractores (2005)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio