anterior autor siguiente


  No te tardes que me muero,
carcelero,
no te tardes que me muero.

  Apresura tu venida
porque no pierda la vida,
que la fe no está perdida,
carcelero,
no te tardes que me muero.

  Bien sabes que la tardança
trae gran desconfiança;
ven y cumple mi esperança,
carcelero,
no te tardes que me muero.

  Sácame desta cadena,
que recibo muy gran pena,
pues tu tardar me condena.
Carcelero,
no te tardes que me muero.

  La primer vez que me viste
sin te vencer me venciste;
suéltame, pues me prendiste.
Carcelero,
no te tardes que me muero.

  La llave para soltarme
ha de ser galardonarme,
proponiendo no olvidarme.
Carcelero,
no te tardes que me muero.

       Fin

Y siempre cuanto vivieres
haré lo que tú quisieres
si merced hacerme quieres.
Carcelero,
no te tardes que me muero.

autógrafo

Juan del Encina


La estrofa final no aparece en la versión de Vicente Gaos (sí la trae Luis Alberto Cuenca y el original).


subir volver Cancionero Juan del Enzina (1496)   siguiente anterior
facsímil Edición Facsímil Cancionero de Juan de la Enzina, 1496
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio