anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

UNA RESPUESTA DE MIRAMÓN

Ya sonó la media noche
En el viejo campanario:
Querétaro está en silencio
Que sólo turba a intervalos
El grito del centinela
Triste, sonoro y pausado.

En un antiguo convento
Que ya en cuartel trasformaron,
Presos en humildes celdas
Están la muerte esperando
Miguel Miramón, Mejía
Y un noble: Maximiliano.

Ya poco tiempo les queda
De vida a los sentenciados
Y el Archiduque, que siempre
Fue de la forma un esclavo,
Llama a Miramón, queriendo
Sobre un punto interrogarlo.

Liega ei arrogante jefe
Obediente a tal mandato
Y órdenes pide gustoso
A su infeliz soberano.
Este le dice: —Seis horas
Nos faltan. —Las voy contando
Pues ya que no tengo sueño
He de entretenerme en algo...
—Perdonad que os distrajera,
Pero quiero consultaros
Cual traje será el más propio
Para salir al cadalso.
—No entiendo vuestra pregunta.
Y agrega Maximiliano:
—¿Nos vestimos de uniforme
O saldremos de paisanos?
Y Miramón le replica:
—Majestad, voy a ser franco,
Como ésta es la vez primera
Que me fusilan, no es raro
Que ignore lo que previene
El ceremonial del caso.
Sonrióse el Archiduque
Y agregó con entusiasmo:
«Miguel, en todo os admiro...
¡Qué vaior! ¡dadme un abrazo!».

autógrafo

Juan de Dios Peza


subir   poema aleatorio   Juan de Dios Peza   siguiente / next   anterior / previous