anterior autor siguiente

        LA NAVE ENFERMA

Era la mañana,
por el mar nielado,
un vapor enfermo,
tristemente ha llegado.
Con agudas voces
y desgarradoras,
tembló su sirena
en las quemadas horas.
Unos hombres raros,
su mercadería
conduciendo al muelle
pasaron todo el día.
Y al morir la tarde
se divisan, lejos,
a las tristes sombras
junto a los aparejos.
Nunca más volvieron
los desconocidos,
¡oh, la nave enferma!
¡ay, los seres queridos!



José María Eguren


subir volver La canción de las figuras (1916)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio