anterior autor siguiente

LA CANCIÓN DEL REGRESO

Mañana violeta.

Voy por la pista alegre
con el suave perfume

Del retamal distante.
En el cielo hay una
guirnalda triste.

Lejana duerme
la ciudad encantada
con amarillo sol.

Todavía cantan los grillos
trovadores del campo
tristes y dulces
señales de la noche pasada;

Mariposas oscuras
muertas junto a los faroles;

En la reja amable
una cinta celeste;
tal vez caída
en el flirteo de la noche.

Las tórtolas despiertan,
tienden sus alas;
las que entonaron en la tarde
la canción del regreso.

Pasó la velada alegre
con sus danzas

Y el campo se despierta
con el candor; un nuevo día.

Los aviones errantes,
las libélulas locas
la esperanza destellan.

Por la quinta amanece
dulce rondó de anhelos.

Voy por la senda blanca
y como el ave entono,

Por mi tarde que viene
la canción del regreso.



José María Eguren


subir volver Rondinelas (1961)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio