anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

  A LA EMPERATRIZ DE LOS FRANCESES

Iba mirando la Fortuna un día
    La orilla del Genil,
Y una perla encontró donde yacía
    El trono de Buabdil.

Era la perla del Genil hermosa,
    De precio singular:
Con otras fue por la voluble diosa
    Puesta en su mismo altar.

Llegose en tanto a la Fortuna un hijo
    De los que más amó.
«¡Una corona para mí!» le dijo:
    La madre se la dio.

Rica, muy rica, pareciole al verla:
    Diadema era imperial;
Mas faltaba en su círculo una perla
    Para lucir cabal.

«Abrid vuestro tesoro soberano,
    Y haced completo el don.
—Escoge entre mis joyas por tu mano,
    Según tu corazón.»

Solícito el Amor, libre de venda,
    Volaba por allí.
«Mira (le dijo al Príncipe) la prenda
    Guardada para ti.»

Puso en la margarita de Granada
    Su dedo blando Amor,
Y en la insignia del César engastada,
    La realzó en valor.

«¿Es (me decís) tu narración amena
    Fábula de otra edad?
—Es (con robusta voz responde el Sena)
    Magnífica verdad.»

Esas dos palmas ved, que a gran distancia
    Juntan sus ramos hoy.
A Granada escuchad: «Trono de Francia,
    Emperatriz te doy.»

Aún la flecha de Amor hace atrevida
    Conquistas al poder;
Aún se ve repetir ennoblecida
    La exaltación de Ester.

Eras, Eugenia, tú, dulce ornamento
    De tu natal país;
Ya resplandeces donde tuvo asiento
    La madre de San Luis.

Por ella el cielo próvido te mande
    La luz de su favor:
Deuda en el solio contrajiste grande;
    Tu espíritu es mayor.

Haz de satisfacerla empeño y gala:
    Digno es de ti ese afán;
A tu hermosura tu virtud iguala;
    Tu sangre es de Guzmán.

Sangre del que en Tarifa puso freno
    Al sitiador cruel.
Timbre glorioso mereció de Bueno:
    Sé su heredera en él.

A entrambos mundos con asombro tienes
    Mirándote los dos.-
¡Flor del suelo andaluz!... ¡Mil parabienes!
    ¡Emperatriz!... Adiós.

Cuando suene, de Francia bendecido,
    Tu nombre, en ecos mil,
No sentiremos el haber perdido
    La perla del Genil.

Febrero de 1853.

autógrafo

Juan Eugenio Hartzenbusch


subir   poema aleatorio   Juan Eugenio Hartzenbusch   siguiente / next   anterior / previous