anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

  FREY LOPE FÉLIX DE VEGA CARPIO
          ROMANCE

Caballeros e donceles,
Dotos rancios e noveles,
Damas, ya grandes, ya chicas,
Regalonas doncellicas,
E vos, la de aguja y plancha,
E tú, que adobas jigote:
Vos escribe Don Quijote
De la Mancha.

  Honráis con farta razón
Al perínclito varón,
Cuyo bulto de metal
Reverencian por igual
Congreso e Medinaceli (26),
Cuando, quitado el bonete,
Saludan a Cide Hamete
Benengeli.

  Agora, si al caso faz,
Yo vos demandara en paz
Que, otra vegada, la fiesta
Para Cervantes aquesta,
Que noble intención descubre
De que Madrid le remiembre,
Se le ficiera en septiembre,
No en otubre.

  Cierto que hoy, día que es
Nono del deceno mes,
Cervantes el afamado
Fue en Alcalá baptizado;
Mas, por negligencia grave
(Que suplir quisiera yo),
Cuál fue el día en que nasció,
Non se sabe.

  Pero habedes certidumbre
De que era estonce costumbre
Cristianar á los infantes,
Llevando ya en fajas antes
Días, no en corta porción;
Y de veintiocho fue
Á la pila de la fe
Calderón.

  E como el santo del día
En que el pequeñuelo abría
Sus parpadicos al sol,
Daba nombre al español;
Y en el baptismal papel,
A Cervantes pertinente,
Hay el nombre solamente
De Miguel;

  Veintinueve del pasado
Debió ser el señalado
Con el fausto nacimiento:
Día en que el magín atento
El nombre topa de aquel
Santo Arcángel eminente,
Que firió la impía frente
De Luzbel.

  E que non me llevo chasco
Piensa el Bachiller Carrasco,
E, demás del Bachiller,
Sancho Panza, su mujer,
Mi Cura, home gravedoso
El rapista de mi aldea,
E mi sin par Dulcinea
Del Toboso.

  Importa empero un ardite
Que a Cervantes felicite
La afición con que venís,
Hoy, día de San Dionís,
U esotro, pasado ya:
Como es del mérito paga,
Cuando-quiera que se faga,
Bien está.

  Non cuenta España scriptor
De lauro merescedor,
Que a Cervantes aventaje;
Non es de ninguno ultraje
Proferir en noble canto
Que la su gloria consigne:
«¡Nadie cual el manco insigne
De Lepanto!»

  Por él en Orán e Flandes,
En las lomas de los Andes
E las playas de Luzón,
Don Quijote y Sancho son
Conoscidos por do vamos:
Nos nombran en el camino,
Y al caballo y al pollino
Que montamos.

  El orbe señala entero
A mi Duque y mi ventero,
Al bien malparado Andrés,
Al bizco infame Ginés,
Maritornes, tuerta e fea,
El hábito de Luscinda,
E las trenzas de la linda
Dorotea.

  Cervantes vida nos da,
Que dura e perdurará
Mientras fiel quede una mano
Persignante en castellano;
E quede o no: --Bien lo fundo;
Que si acontesce tal mengua,
Ya nos ha dado su lengua
Todo el mundo.

  Mísero mi autor vivió,
Y en mi figura pintó
Su malandanza cruel:
Por poco es dueño de Argel;
Y en la patria que fulgura
Con luz por él encendida,
Tuvo pobre, ya perdida,
Sepultura.

  Yo, pues, el famoso Hidalgo,
Vos pido, por lo que valgo,
Que al valiente en la campaña,
Rey del ingenio de España,
Digáis con voces amantes,
Que en bronce la fama escriba:
¡Eterno el renombre viva
De Cervantes!

Leída en el teatro de la Zarzuela en la noche del 9 octubre de 1861.

autógrafo

Juan Eugenio Hartzenbusch


subir   poema aleatorio   Juan Eugenio Hartzenbusch   siguiente / next   anterior / previous