anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

  A LOS REFORMADORES DEL SOMBRERO

Sí, ya de paciencia basta:
Por vano, tramposo y feo,
Debe marcharse a paseo
El sombrero que hoy se gasta.

  Escandaliza y asombra
Que el guardapolvo del hombre
Sombrero tenga por nombre,
No dando a la cara sombra.

  ¡Guerra incesante y cruel
A ese trastucho embustero!
Rinda el nombre de sombrero,
O cumpla mejor con él.

  ¡Sombrero, sin ton ni son,
Por excelencia se llama!
Todo hace sombra: una rama,
Un abanico, un bastón;

  Y ¡él solo usa un distintivo
En que, la impudencia brilla!
Más sombra da la sombrilla,
Con ser un diminutivo.

  Tan loco y tan altanero
Nuestra indolencia le puso:
Se viene al postrer abuso
Por tolerar el primero.

  No bien domados los potros,
Burlan al jinete así:
Se ha puesto muy sobre sí,
Porque está sobre nosotros.

  Al principio, sin las galas
Que al fin por soberbia trajo,
Era el sombrero, un sombrajo
Con anchas, redondas alas;

  Después, con atroz demencia,
Digna de suplicio horrendo,
Fue por arriba creciendo,
Menguando en circunferencia;

  Bote, chistera, marmita,
Colmena, olla de campaña,
Jamás se le vio en España
Como aquí se necesita.

  Nada de esto hubiera habido,
Según imagino yo,
Si, cuando él se alicogió,
Se le hubiese alitendido.

  ¡Gloria a la presente edad
En que germinó la idea
De hacer que en España sea
El sombrero una verdad!

  No abundan mucho las tales,
Por nuestra mala fortuna:
Siquiera tengamos una,
Que es de las más capitales.

  Otra, y otra, y otra, y mil
A ésta seguirán después:
Todo en estas cosas es
Entrar en el buen carril.

  Aunque Débora y Barac
Dijesen que es elegante,
¿Quién usará en adelante,
Con hongo o chambergo, frac?

  Nadie: incompatibles son;
Si hay chambergo, el fraque cesa:
Libres nos veremos de esa
Doble cola de gorrión.

  Ánimo, no desmayéis:
Caiga y nunca se levante
El sombrero insombreante;
Pero mirad lo que hacéis.

  A gusto y razón, ultraja
Hoy el sombrero a ojos vistas:
Cambiádnosle, reformistas;
Mas cámbiese con ventaja.

  Id con tiento; ved, probad,
Y no deis en balde un paso;
No sea el remedio acaso
Peor que la enfermedad.

1859.

autógrafo

Juan Eugenio Hartzenbusch


subir   poema aleatorio   Juan Eugenio Hartzenbusch   siguiente / next   anterior / previous