anterior autor siguiente

            CXXIII

Oyendo está tus rumores
allá abajo el ángel mío;
corre y llévale estas flores
que deshojo en tus hervores...
Corre, corre, manso río

Corre y dile que la adoro,
que estoy pálido y sombrío,
que por sus desdenes lloro,
y dile que es mi tesoro;
pero, corre, manso río.

Mas si no oye mi quebranto,
si desdeña el amor mío,
entonces llévale el llanto
que estoy vertiendo hace tanto
sobre tus ondas ¡oh, río!



Julio Flórez


subir volver Gotas de ajenjo (1910)   siguiente anterior
audio Voz: Víctor Mallarino

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio