anterior autor siguiente

            CXII

Si otro fue el hombre que sorbió en el vaso
de tu boca purpúrea el primer beso...
no puede estar tu corazón ileso
ni ilesa puede estar... tu piel de raso.

En la vida decide el primer paso,
y a decirte verdad yo te confieso,
que es por eso no más... no más por eso,
que, aunque mucho te adoro, ¡no me caso!

No me caso contigo... por exceso
de pulcritud... o por temor acaso...
porque... porque... ¡el asunto es muy espeso!

Y además, porque un beso es siempre un caso
muy grave... una razón de mucho peso
que hace pensar en... ¡en cualquier fracaso!



Julio Flórez


subir volver Gotas de ajenjo (1910)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio