anterior autor siguiente

            CXXVIII

Ya no entonan los pardos ruiseñores,
en las selvas, sus cántigas sencillas;
marchitáronse ya todas las flores,
y están todas las hojas amarillas.

Ven, junta tu cabeza a mi cabeza,
y déjame llorar... huyó el estío
con su calor, se va con su tristeza
el otoño... ya sopla un viento frío!



Julio Flórez


subir volver Gotas de ajenjo (1910)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio