anterior autor siguiente

            CXXXI

Solo un instante me amó,
y fue cuando iba a morir;
nada me pudo decir,
mas la frente me besó;
tal vez quiso ella que yo
bebiera toda la hiel,
hasta en el instante aquel
en que colmaba mi anhelo:
porque si al fin me abrió el cielo,
fue para entrar ella en él.



Julio Flórez


subir volver Gotas de ajenjo (1910)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio