anterior autor siguiente

        ESTATUA VIVA

Como un sol derretido, tu cabellera, en ondas
opulentas desciende por tu cuello y tu espalda:
cubre tus blancos hombros y se pierde en tu falda,
velando las turgencias de tus líneas redondas.

Bajo tu frente nívea, donde las hebras blondas
de tus rizos se encrespan con tintas de oro y gualda,
tu pupila llamea, como viva esmeralda,
aunque el parpado cierre y en su nácar las escondas.

Erecto y duro se alza tu palpitante seno,
rebosando perfumes y morbidez, y vida,
como un nido de garzas de suave calor lleno.

Y cuando estás desnuda, como rama florida,
sueltas tu cabellera, dorada como el heno,
para quedar entonces, si desnuda, vestida.



Julio Flórez


subir volver Cesta de lotos (1906)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio