anterior autor siguiente

          EN ALTA MAR

Nuestro barco se perdía;
Avisaba el sol su fragua
y en alta mar sólo había,
cielo y agua.

Tú llorabas aquel día de amor...
temblando de anhelo
en tus ojos sólo había,
agua y cielo.

Nuestro barco en las ondas se perdía;
radiaba el sol en su sangrienta fragua;
en la azul lontananza sólo había,
cielo y agua.

¿Te acuerdas? tú llorabas aquel día
de amor... ¡iba a colmarse nuestro anhelo;
y en tus ojos azules sólo había,
agua y cielo!



Julio Flórez


subir volver Cesta de lotos (1906)   siguiente anterior
enlace Versión
audio Voz: Víctor Mallarino

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio