anterior autor siguiente

        MARTA

          XIX

Y he vuelto, ¡sí! La ola de la suerte
me empujó, sin cesar, de una a otra parte;
he vuelto... pero ¿a qué? —¡Sólo a llorarte,
rosa de amor que deshojó la muerte!—

El pesar te mató: cobarde y fuerte,
hirió tu corazón —débil baluarte
que al fin rindiose— Vine por salvarte,
¡y sólo encuentro tu despojo inerte!

¡Y no pude llorar! y yo que ansío
llorar hasta morir... (como la rota
fuente del llanto se extinguió) ¡Dios mío!

Al sentir que mi llanto ya no brota,
me abrazo al banco aquel... ¡y río, y río,
como un loco de atar... como un idiota!



Julio Flórez


subir volver Fronda Lírica (1908)   siguiente anterior
Marta
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio