anterior autor siguiente

            XXXII

Bajo los altos cipreses,
el sepulturero, un día,
cantaba de esta manera
con honda melancolía:
«Entierro un grano de trigo
y el grano produce granos;
entierro un hombre... y el hombre
sólo produce gusanos».



Julio Flórez


subir volver Gotas de ajenjo (1910)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio