anterior autor siguiente

            XXXVII

¡Ay! cuántas noches rumorosas, bellas
en el portal vecino me vislumbran
tus pupilas, estrellas
que no saben el vórtice que alumbran.
Pues no conoces tú, ni menos ellas,
esta alma dolorida
hoy flagelada por la adversa suerte,
ni mis odios profundos con la vida,
ni mis viejos amores con la muerte.



Julio Flórez


subir volver Gotas de ajenjo (1910)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio