anterior autor siguiente

            LXXVII

Ojos en que la noche ha detenido
su cortejo de sombras y de estrellas;
ojos cuyas miradas son centellas
escapadas del arco de Cupido.

Ojos negros, más negros que el olvido;
ojos radiantes, de pupilas bellas,
que habéis dejado tan profundas huellas
en mi doliente corazón herido.

Ojos en que brillar se ve la aurora
eterna del amor: ved mi quebranto,
ved el lento dolor que me devora;

y, ante las sombras de mi vida incierta,
una gota verted de vuestro llanto
sobre la flor de mi esperanza muerta!



Julio Flórez


subir volver Gotas de ajenjo (1910)   siguiente anterior
enlace Luis Palés Matos - “sobre la flor de mi esperanza muerta”
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio