anterior autor siguiente

      TU ALMA

Bajo las morbideces de tu seno
donde el nácar el coral incrusta
sus botones de púrpura, sereno,
hierve tu corazón en sangre augusta.

Y bajo el terso y límpido alabastro
de tu frente de invicta Citerea,
vibra y deslumbra el luminoso rastro
del relámpago excelso de la idea.

Tu alma, digna de su forma pura,
como en palacio de marfil pasea
su bondad, su pasión y su ternura;

y es tan viva la luz que la caldea,
que traspasa tu espléndida hermosura
y a través de tu carne centellea.



Julio Flórez


subir volver Oro y ébano (1925)   siguiente anterior
audio Voz: Víctor Mallarino

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio