anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        AL TÍO SAM

Y temblaste ante el pueblo mejicano,
cuando ese pueblo, exangüe pero altivo
alzó el acero en su convulsa mano
y gritó:¡atrás, usurpador, aún vivo!

Y ahora, ante Germania desangrada,
tiemblas también; tu pánico se aumenta:
Y otra vez vuelves a envainar la espada,
y otra vez tornas a sufrir la afrenta.

Liebre para la lid, siempre tacaño
para pagar tus robos, solo sueñas
en acrecer tu lucro año tras año.

En no luchar con el teutón te empeñas;
pero sí asaltas, con arrojo extraño,
a las naciones…cuando son pequeñas

Vosotros los que acaso sin medir la profunda
vorágine en que iba la Patria a quedar presa,
disteis asilo al yanqui de condición aviesa
que en pensamientos vastos de rapiñas abunda.

Hoy que su férrea mano su garganta circunda
de la madre doliente, hoy que su planta pesa
sobre la carne pura de la que al fin ilesa
salió ayer quebrantando la española coyunda;

ya que veis las caninas hambres del león del Norte,
ya que vais comprendiendo vuestro cálculo iluso,
no más viles engaños vuestro empeño soporte;

y antes de que se imponga tan infamante abuso
uníos hoy por siempre, para que el mal aborte;
¿no estáis en vuestra casa? ¡Arrojad al intruso!



Julio Flórez


subir   poema aleatorio   Otros poemas   siguiente / next   anterior / previous