anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

      LAS OCHO DE LA MAÑANA

Y otra vez se despereza
La Marcha Inmortal... que un hombre,
Para que nadie se asombre
Demasiado, con llaneza
Silba. Tiene ligereza
De Gloria hallada la calle.
Dios es quien propone el talle
De Europa: de esa muchacha
Que así pisando despacha
La Marcha. ¡Nada la acalle!

autógrafo

Jorge Guillén


subir   poema aleatorio   Cántico (1928-1950)   siguiente / next   anterior / previous
Primera serie. Cántico. Fe de Vida
3. El pájaro en la mano. I